Elemento visual para el fondo (onda morada)

Diabetes y Cáncer

1. Cierto. Las enfermedades crónicas no transmisibles, que incluyen al cáncer y la diabetes, son actualmente la principal causa de morbilidad, discapacidad y mortalidad de la población.
2. Falso. Los niveles elevados de insulina son el único factor para estudiar la relación diabetes tipo 2 y cáncer.

Ver mas

Colorantes artificiales y su relación con el cáncer

1. Cierto. La incidencia de cáncer colorrectal en la población menor de 50 años ha aumentado desde 1990 mundialmente. Se espera un incremento hasta del 124% de cáncer de colon y recto en los próximos 7 años.
2. Falso. Los productos de apariencia clara están libres de colorantes. Incluso los aderezos, yogurt y helados contienen colorantes artificiales como el amarillo 5 y 6 que provocan cáncer de colon.

Ver mas

Consumo de grasas en cáncer colorrectal

1. Cierto. Que hay grasas saludables, pero en exceso las grasas saturadas podrían provocar daños en la digestión. El cáncer colorrectal (CCR) es el principal cáncer digestivo.
2. Falso. El cáncer colorrectal es sólo hereditario. El alto consumo de grasa saturada favorece la aparición de cáncer de colon en el 20% de las personas.

Ver mas

Ingredientes mediterráneos contra el cáncer colorrectal

1. Cierto. Uno de los 3 tipos de cáncer más comunes en el mundo es el colorrectal y también es cierto que 6 de cada 10 casos ocurren en las grandes ciudades. Hay más casos de cáncer colorrectal en países con dieta occidental donde se consume más la carne roja y sus derivados procesados, comparado con personas que viven en las costas del Mar Mediterráneo.
2. Falso. Calentar el aceite de oliva es causa de cáncer. Esto es totalmente falso. Al calentarse, el aceite de oliva virgen o extra virgen suelta humo más rápido porque se rompen sus enlaces químicos, pero aún así ha sido reconocido como un ingrediente protector contra el cáncer de la dieta mediterránea.

Ver mas

Alga espirulina

1. Cierto. Se le considera un superalimento. La espirulina es un alga comestible destacada por contener hasta 60 g de proteínas por cada 100 g de producto, por su poder antioxidante, antiinflamatorio y nutritivo, y por ser buena fuente de Vitamina B12, entre otros micronutrientes; en particular resalta por promover el sistema inmune al estimular las células de defensa y por reparar el microbiota del intestino. Además, es consumida por atletas de nivel olímpico y es alimento de astronautas. 60 g serían suficientes para alimentar a una persona por día con 10 g diarios para sobrevivir.

Ver mas

Los colores vegetales en la dieta, ¿tienen relación con el cáncer colorrectal?

1. Cierto. El color de las verduras y frutas es dado por los fitoquímicos que contienen muchos pigmentos coloridos y oscuros como los flavonoides y polifenoles, estos dan los colores específicos que aportan un efecto protector en el desarrollo de cáncer.
2. Cierto. De acuerdo a estudios, las mujeres que consumen frutas de color rojo-morado (fresas, uvas, sandía) atenúan el riesgo de cáncer colorrectal. Este efecto protector podría ser por el resveratrol y las antocianinas que tienen un efecto antioxidante y modulan la toxicidad al inhibir la carcinogénesis.

Ver mas

Curcumina: el efecto antitumoral del azafrán de la India

1. Cierto. La cúrcuma es fuente milenaria de sustancias con poder para atacar virus, bacterias y hongos, además de ser antioxidante, anticancerígeno y estimulante del sistema inmune. En poco tiempo la curcumina puede llegar a ser una potente medicina natural en la prevención y tratamiento de cáncer de colon y recto, así como un antídoto para bajar el riesgo de su metástasis.
2. Cierto. La curcumina es un componente químico bioactivo presente en la raíz de la planta Cúrcuma Longa y los estudios científicos basan en esa sustancia las investigaciones y su relación con la prevención y tratamiento del cáncer colorrectal.

Ver mas